Acelera la recuperación de tu lesión de pie

fascitis plantar recuperacion     Para todos los que sufren una lesión de pie, o en nuestro caso una fascitis plantar, vamos a ver varios consejos para acelerar esta recuperación.

Vamos a ver cómo podemos recuperarnos de una lesión de pie antes de lo previsto, mencionando algunas de las tácticas y consejos más utilizados para poder olvidarnos del dolor y los inconvenientes que nos produce la lesión.

Es muy importante conseguir librarnos de ella lo antes posible, pero hay que seguir varias normas para que esta recuperación sea eficaz, ya de que nada sirve arriesgarse y recaer, de nada servirá si nuestra lesión se hace más grave o si reaparece en poco tiempo, por eso hay que seguir unas pausas para hacer que sea definitiva!

Estos consejos a seguir son los siguientes:

- Si la lesión que padeces se formó a través de un calzado inapropiado, no lo pienses más y cámbialo. Si necesitas más amortiguación utiliza unas plantillas ortopédicas, te vendrán muy bien. Para conocer más acerca del calzado que facilita la recuperación de nuestros pies, echa un vistazo a Como elegir un buen calzado para nuestros pies

- Botas ortopédicas. Son una buena elección para aquellos que tengan un dolor bastante fuerte y que se les haga muy difícil caminar con normalidad. Estas botas para los que padecen de fascitis plantar les vendrán muy bien, ya que llevan velcro y ayudan a mantener el pie reforzado y seguro. El inconveniente de estas botas es que se realizan en clínicas u ortopédias, y su precio puede ser bastante elevado.

fascitis plantar tratamientoUno de los modelos de calzado ortopédico para recuperarnos de la fascitis plantar

- Si estás realizando cualquier tipo de actividad, notas molestias y ya tenías una lesión en el pie, detente! Si sigues es muy probable que tu lesión se agrave y sea mucho peor  y más duradera la recuperación. Es muy importante tener la cabeza sobre los pies y saber dónde está el límite. Gracias a esto, podremos recuperarnos poco a poco pero con pasos firmes.

- Debemos de procurar no apoyar mucho el pie en la zona donde nos duele, evitándolo siempre que podamos para que la zona afectada descanse. En el caso de la fascitis plantar, por las mañanas este dolor es más agudo y poco a poco conforme se va “calentando” nuestra fascia va disminuyendo, pero deberíamos evitar apoyar la zona del talón durante el día o esfuerzos determinados.

- Hay que volver poco a poco a nuestra rutina, a realizar las actividades que normalmente hacemos. De esta forma iremos fortaleciendo los músculos y tejidos y será algo muy bueno para nuestra recuperación.

- Utiliza hielo o cualquier gel frio para acelerar el proceso de recuperación. Esto siempre lo recomendamos para la fascitis plantar, pero es muy bueno sea la lesión que sea. Utiliza una bolsa de guisantes si no tienes gel, pero recuerda siempre protegerte con una tela entre la fuente de frio y tu piel. No tengas el frio en contacto con tu pie más de 20 minutos!

fascitis plantar tratamientoUno de los modelos de gel para aliviar la inflamación de la fascitis plantar

- Es muy importante seguir las recomendaciones de nuestro médico. En muchos casos nos aconsejan y nosotros no hacemos caso, y a la larga, nuestro pié lo nota. Si nos recomiendan utilizar muletas, utilízalas! En las farmacias puedes encontrar muletas por muy poco precio, y en muchas de ellas te ofrecen un rembolso parcial si las devuelves, como si fuera un alquiler.

- En los momentos de dolor más grave, podemos hacer uso de antinflamatorios como pueden ser los ibuprofenos, aspirinas o similares. No es bueno acostumbrarse a esto, pero si que es bueno tomarlos cuando no podamos aguantar el dolor, ya que nos aliviará y también reducirá la inflamación de nuestra lesión.

- Es muy recomendable utilizar un vendaje elástico para rebajar la inflamación de nuestra lesión. Las vendas taping pueden ayudar a nuestra fascitis plantar o a cualquier lesión que tengamos. Si quieres saber cómo realizarlos y cuáles son sus beneficios, ve a nuestro artículo Vendaje taping para la fascitis plantar.

- Es muy bueno que para realizar ejercicios determinados, coloquemos un buen vendaje en la zona de la lesión, de esta forma rebajaremos el contacto con nuestro pie. Si no sabemos como realizar el vendaje, es muy importante que nos pongamos en manos de un especialista.

- Si nuestra lesión se produjo por determinadas actividades, (como puedan ser correr), cambia tus actividades mientras no remitan los dolores, pudiendo realizar otras actividades que no necesitan necesariamente contacto con nuestro pie, como pueda ser la natación.

Fuente: es.wikihow.com

Web de