Como prevenir fascitis plantar

Prevención fascitis plantar Todos conocemos ya en que consiste la fasticis plantar, y sino es así, decir muy resumidamente que es una    inflamación y micro desgarramiento que se produce en el tejido fascial de nuestro pie, normalmente a la altura del talón, y que se puede producir por numerosas causas.

Podéis encontrar más información en nuestra página principal, Causas que producen fascitis plantar

Por ello, hoy vamos a enumerar varios trucos y costumbres que harán que prevengamos esta dolencia tan temida por todos los corredores y todos aquellos que la conocen, la fascitis plantar.

Un artículo publicado en el 2011 por American Family Physician informaba que cada año más de 1 millón de personas sufren de fascitis plantar.

Hay que saber que cuando somos jóvenes, nuestro tejido fascial es bastante elástico, pero a medida que vamos creciendo, este tejido para perdiendo la capacidad de estirarse, lo que hace que tengamos más posibilidades de padecer una fascitis plantar a medida que vamos cumpliendo años. También es verdad que conforme nos hacemos mayores, nuestros talones van perdiendo la grasa que amortigua todos los impactos que soportan al día mientras andamos, corremos o realizamos cualquier tipo de ejercicio, y el sobrepeso también influye en que tengamos posibilidades de padecer fascitis plantar.

Aún así, y añadiendo todas las causas que enumeramos en nuestra página inicial, vamos a proponeros a continuación varias sugerencias para evitar esta dolencia o ayudar a librarnos de ella en el caso en que ya sea demasiado tarde:

1 – Reposo: Sí, has leido bien, hay que reposar. En el momento que notemos que nos duele el talón, la planta del pie en general o tengamos indicios de que padecemos de fascitis plantar, hay que reposar y desistir de realizar cualquier tipo de deporte o actividad que haga que nuestra planta del pie sufra mucho desgaste. No nos va a servir de nada aguantar el dolor y forzar, al revés, sufriremos más y podrá hacerse más fuerte nuestra inflamación.
En el reposo, es aconsejable poner hielo o gel en la zona de la fascitis plantar unas 3 veces al día, no más de 15 o 20 minutos, para conseguir rebajar la inflamación.

Gracias a esto, es posible que todavía no tengamos una fascitis planta y al reposar podemos hacer que no la lleguemos a coger.

2 – Cambiar de calzado: Es bueno cambiar de calzado por uno más cómodo y que ayude a que nuestro pie se sienta mejor. Es aconsejable elegir un calzado preparado para el deporte, ya que tendrá mejor amortiguamiento y apoyo y refuerzo para el arco del pie. También es muy aconsejable la compra de alguna plantilla ortopédica, lo que nos ayudará a que nuestro talón apoye en blando y no se cargue tanto, lo que nos podrá evitar sufrir una fascitis plantar.

Prevención fascitis plantarPlantilla para prevención fascitis plantar

3 – Estiramiento y masaje: Es muy importante masajear la parte dolorida de nuestra planta del pie para así estirarla, esto hará que tengamos flexible todo la zona de la fascia plantar, y evitará que el tejido se inflame y se desgarre. Un ejercicio que se puede realizar  es rodar la planta de nuestro pie con una pelota de tenis que tendremos en el suelo. Podemos encontrar cómo realizar el masaje en CURIOSIDADES – MASAJE FASCITIS PLANTAR de nuestra web, o accediendo a través del enlace: Masaje fascitis plantar.

4 - Antiinflamatorios: Si realmente tenemos un dolor muy fuerte que no podemos soportar, podemos tomar un analgésico de venta libre para que el dolor remita y baje la inflamación de nuestra fascitis plantar. Tan sólo recomendamos tomarlo si realmente no podemos soportarlo, ya que sino nos acostumbraremos y es una práctica poco recomendable.

5 – Calentamiento: Esta puede que sea una de las cosas más eficaces que puedas leer de toda la información que encuentres. Calentar es importantísimo para prevenir la fascitis plantar, así como para prevenir cualquier tipo de lesión y molestias en los pies y en nuestro cuerpo. Calienta siempre que vayas a realizar ejercicio, para ello camina unos minutos y estira suavemente la pantorrilla y el talón.

El calentamiento es uno de los mejores amigos para prevenir las lesiones al realizar cualquier tipo de ejercicio.

6 – Tener paciencia: Sí, si por desgracia padeces fascitis plantar, hay que ser muy paciente, ya que esta dolencia puede durar incluso seis meses de duración. Aunque se hayan visto casos de que haya durado mucho más tiempo, incluso años, si la tratamos correctamente y nos ponemos en manos de especialistas, en seis meses deberíamos de estar ya curados. Si el dolor es muy intenso y no conseguimos librarnos de él, hay una opción para realizar una intervención quirúrgica.

Hay que tener paciencia, ya que de esta dolencia se puede salir muy bien parado y volver al ejercicio muy pronto, pero si forzamos mientras estamos con la inflamación, puede ser que nuestra fascitis plantar dure más tiempo de lo que debería durar.

 

Fuente: Martina, experta en acondiciionamiento físico para AARP

Web de