Flato

lesión flatoTodos hemos sufrido alguna vez en nuestra vida flato, seguro que más de las que nosotros hubiéramos deseado. Todos hemos vivido esa molestia tan incómoda en la parte de nuestro abdominal que hace que seguir realizando la actividad que estábamos haciendo sea una tortura, y en muchas ocasiones tengamos que finalizar la práctica de ella.

Por ello, vamos a conocer cuáles son las causas que provocan esta lesión, el flato, y vamos a ver unos consejos que ayudarán a prevenirlo lo máximo posible.

El flato es un dolor abdominal que se produce cuando la pared del estómago roza con el músculo del diafragma, que como sabemos es el músculo principal de nuestra respiración. Hay varias causas que pueden hacer que se produzca este roce, por lo que deberemos evitarlas para poder evitar, en la medida de lo posible, la aparición de flato.

¿Cómo nos damos cuenta que tenemos flato? Sus síntomas son bastante claros, ya que aparece con un dolor punzante muy intenso en la zona abdominal, justo debajo de donde se encuentran las costillas.

 

Causas que provocan la aparición de flato

Existen varias causas que provocan el flato. Algunas están más científicamente demostradas que otras, pero desde luego las que vamos a nombrar a continuación son verídicas, y no nombraremos algunos mitos que se oyen por ahí y que no tienen nada que ver con la aparición de esta lesión:

-          Un movimiento repetitivo del diafragma (de arriba a abajo) como pueda ser el correr o saltar, puede hacer que se sobrecarguen los ligamentos del diafragma. Esto se produce ya que en cada movimiento, el diafragma tiene que soportar todo el empuje de los órganos que se encuentran debajo de él.

Si hay alimentos en el estómago, el estómago pesará más y este empuje será muchísimo mayor,  por lo que una de las causas más habituales del flato es haber comido poco antes de realizar una actividad.

Se ha llegado a estudiar y a confirmar, que en la práctica de running, si corres por terrenos que son muy irregulares, con grandes cuestas, subidas y bajadas y muchos cambios, hay muchas más probabilidades de sufrir flato. Ante esto, tan sólo podremos realizar una buena técnica estudiada de entrenamiento para poder evitarlo.diafragma flato

 

Como evitar la aparición de flato

La verdad es que al 100% no se puede evitar la aparición de flato en nuestro organismo, pero sí que podemos ayudar a prevenirlo en cierta medida.

Según la teoría, deberemos evitar consumir ningún alimento al menos 2 ó 3 horas antes de nuestra sesión de ejercicio. Esto en muchas ocasiones es imposible y va en contra de las reglas de los deportistas, pero deberemos evitar comer en abundancia mucha azúcar, grasa y sal justo antes de la actividad, así como bebidas con gas, con lo que evitaremos en gran parte que aparezca el flato.

Esto tienen que intentarlo sobre todo las personas que son más propensas a sufrir flato, intentar al menos dejar de consumir justo antes de la actividad bebidas con un alto contenido en carbohidratos antes y durante la práctica de la actividad.

Es fundamental que realices una correcta respiración durante la ralización de tu ejercicio. Respirar con el ritmo adecuado, inspirando por la nariz y exhalando por la boca. Esto hará que la aparición de flato sea muy difícil.

Si durante la realización de la actividad física bebes agua o cualquier tipo de bebida energética, debes hacerlo en pequeños sorbos para así no “encharcar” al estómago.

 

¿Qué hacer ante la aparición de flato?

El flato normalmente aparece cuando estamos realizando una actividad deportiva, y su dolor es muy molesto. Su intensidad puede ser de menos a más, pero cuando llega a su punto máximo de dolor, es un dolor muy agudo y doloroso. Cuando llegamos a este punto, lo mejor es parar la actividad y flexionarse hacia delante.

Es bueno realizar pequeños masajes en la zona abdominal, así como estiramientos de la zona afectada. Puede que al realizarlos el dolor sea más punzante, pero esto nos ayudará a combatirlo.

Deberemos también controlar nuestra respiración, e intentar realizar una respiración calmada y profunda.

Este dolor es transitorio. Si es muy agudo es aconsejable parar la actividad física, y en unos minutos este dolor desaparecerá.

Hay que aclarar que el hecho de sufrir flato no supone ningún problema de salud. Tan sólo deberemos de intentar prevenirlo, y en el caso en el que aparezca, combatirlo con las medidas que hemos proporcionado anteriormente.

Si siempre que realizas cualquier actividad física te aparece flato, es conveniente que visites a tu médico, porque no es normal, es posible que tengas algún tipo de inflamación.

Como curiosidad, diremos que en algunas partes de Latinoamérica, al flato se le llama “dolor de caballo” o “vaso”, por lo que podríamos decir perfectamente, ¡ me ha entrado vaso! O, ¡ me ha entrado dolor de caballo!

Hay estudios que afirman que con la edad va disminuyendo su aparición, por lo que los niños y jóvenes son más propensos a que aparezca flato en ellos.

Que el flato no te pare!!

Web de