Lesión del tendón peroneo del tobillo

tendon tobillo peroneoExisten varios tipos de lesión sobre los tendones peroneos de nuestro tobillo. Lo más frecuente es sufrir una sobrecarga en este músculo, debido a sobreesfuerzos continuos, o casos que se dan por apoyar mal el pie.Por eso, y porque sabemos que esta lesión afecta a muchos deportistas, vamos a analizar las causas, su diagnostico y tratamiento de los distintos tipos de esta lesión del pie, la lesión del tendón peroneo del tobillo.

Vamos a conocer de qué estamos hablando exactamente. Un tendón es una estructura de nuestro cuerpo que conecta el músculo a nuestro hueso, siendo así capaces las articulaciones de realizar el movimiento que consiguen hacer.
Respecto a los peroneos, existen dos músculos: el peroneo lateral largo y el peroneo lateral corto.
Uno de los mayores problemas de esta lesión, es que en muchas ocasiones no se consigue diagnosticar por falta de exploración médica o por falta de pruebas médicas, por lo que en muchas ocasiones, muchos atletas y deportistas poseen desgraciadamente esta lesión del peroneo del tobillo y no lo saben. Es confundido en muchas ocasiones con el síndrome de dolor lateral del talón, entre otras.

Causas de la lesión del tendón del peroneo del tobillo

Una de las causas que provocan la lesión es, varias variantes anatómicas que favorecen la lesión de estos tendones peroneos del tobillo. Por ejemplo, cerca de estos tendones se encuentran os peroneum, el escafoides, os trigonum, siendo los huesos accesorios más frecuentes de nuestro pie, con un porcentaje de lesión de entre el 5% y el 14% en pacientes que sufren de esta lesión, siendo más frecuente la lesión entre varones.

Otra de las causas que pueden hacer que suframos dolor en la parte del tendón peroneo del tobillo, es el fuerte contacto que se realiza sobre estos tendones en algunos deportes, como es el caso del fútbol y otros deportes de contacto. Si el contacto que se realiza con la superficie es demasiado plano, facilita que los tendones se desplacen de su sitio, provocando así el dolor y la lesión.
Otra causa, que es una de las que más afecta en esta lesión es la sobrecarga de estos músculos, ya que realizan un sobreesfuerzo continuo, ya que intentan estabilizar al tobillo con una lesión crónica de ligamento.
También hay muchos casos en los que el paciente apoya mal la planta del pie ya que posee un dolor provocado por cualquier otro problema en su pie, y esto afecta directamente a los tendones peroneos.

Tipos de lesión

Aguda: Normalmente cuando esta lesión es aguda, está provocada por un traumatismo o una tendinosis, debidas a movimientos repetitivos, un mal apoyo, sobrecarga o una alteración anatómica.

Luxación: esta lesión del tendón peroneo puede llegar a una luxación, conocida como tenosinovitis estenosante, que es la rotura parcial o total del peroneum. Este tipo de lesión es la más dolorosa e importante, pero también, afortunadamente, es la menos frecuente. Esta se produce al producirse un traumatismo directo con el tobillo, una torcedura del tobillo, o al doblar el pie hacia adentro.

Tenosinovitis estenosantes (roturas totales o parciales): están provocadas por un traumatismo deportivo o una alteración del hueso en los canales por donde se desplazan estos tendones.

 

¿Cómo se puede diagnosticar la lesión?

Para poder diagnosticar que realmente la lesión que estamos sufriendo es una lesión en el tendón peroneo de nuestro tobillo, es necesaria la exploración por una persona capacitada para ello.

En muchas ocasiones los síntomas son muy parecidos a los síntomas que provocan otras lesiones como pueden ser los esguinces de tobillo, la fractura del cuboides y la fractura del quinto metatarsiano.
Se puede sospechar, de una forma rápida y sencilla, pidiendo al paciente que se ponga de puntillas con tan sólo un pie. También realizando una flexión del pie contra resistencia del primer dedo, provoca un fuerte dolor al paciente y hace sospechar que se trata de esta lesión.

Cuando la lesión afecta al paciente, también se observa una importante inflamación en el lateral del tobillo, muy similar en la que se produce cuando se produce un esguince de tobillo, pero hay una gran diferencia: los tendones pueden se mueven de forma anómala y se pueden desplazar hacia detrás y delante del hueso del tobillo, es decir, que los tendones se salen de su sitio y provocan una deformidad observable.

Se debe realizar una radiografía del tobillo, la que descartará una presencia de fractura. Pero en la mayoría de casos, si la lesión viene en el os peroneum, las radiografías simples no son capaces de diagnosticarlo, por lo que se retrasa mucho la recuperación del paciente y su diagnóstico.

Si la radiografía no es suficiente para diagnosticar la lesión, se puede recurrir a la resonancia magnética. En esta prueba, el pie se encuentra en una posición fija, y si sus tendones están colocados en la posición normal, no se podrá certificar que tienen una luxación. En cambio, sí que ayudará a ver con precisión, si se trata de una rotura del tendón, parcial o total, o si se trata de una tenosinovitis estenosante.

tendones peroneos tobillo

Tratamiento de la lesión del tendón peroneo del tobillo

Esta lesión tiene un difícil y complejo tratamiento, ya que para ser eficaz, deberá de realizarse en los primeros días, es decir, en la fase inicial de la lesión, ya que sino, desgraciadamente, habrá que optar por el tratamiento quirúrgico.
En la primera fase de tratamiento, se trata el tubérculo, la reparación directa del tendón roto. En la segunda fase, se realiza una rehabilitación de la movilidad del pie. Normalmente se consiguen reparar con la sutura directa y eliminación de los picos de los huesos.

Cuando se trata de una luxación de los tendones del peroneo, si la lesión se consigue diagnosticar en el mismo momento del traumatismo, se puede tratar, de una forma muy conservadora, gracias a la inmovilización total con una férula de yeso durante 3 o 4 semanas de tiempo, evitando así el contacto del pie directamente en el suelo. Gracias a esta inmovilización, los tejidos podrán cicatrizar correctamente.
Después de este periodo, se suele realizar una rehabilitación, y el deportista podrá continuar con su actividad deportiva en unas 6 a 8 semanas.

En muchas ocasiones, y cuando se trata de futbolistas, esta lesión acaba tratándose mediante una operación quirúrgica, ya que provoca muchas dificultades en el movimiento, ya que los tendones terminan luxándose, y provocan una gran inflamación.

tendon peroneo tobillo

Normalmente, esta lesión no deja ningún tipo de secuela, y el paciente, puede retomar su actividad deportista al 100%
Como curiosidad, cabe destacar que todos los músculos que engloban al nervio peroneo tienen una función estabilizadora de los movimientos del pie y en especial del tobillo, ya que ayudan y facilitan a proteger el ligamento lateral externo, evitando esguinces de tobillo.

 

 Productos recomendados para el tratamiento de Lesión Tendón Peroneo de Tobillo

Vamos a mostraros los productos más recomendados para tratar la lesión del tendón peroneo de tobillo. Son enlaces a productos directamente de amazon, la mayor tienda de venta online, la más fiable y la más segura.

Estas vendas te proporcionarán mucha presión, justo lo que necesitas para estos casos. Están realizadas de caucho, poliésetes y nylon.

Te ayudarán a realizar actividades de cualquier deporte, y te ayudará a limitar cargas, asi como aliviar artritis crónica.

 

                          

Web de