Lesiones y dolores más comunes de nuestro pie

Hasta ahora hemos estado hablando casi exclusivamente de la fascitis plantar, conociendo sus causas, sus tratamientos y toda su información, pero hay muchas más lesiones que afectan a nuestros pies, y que creemos que son dignas, por desgracia, de que las conozcamos.
Por eso hoy vamos a ver un resumen de las lesiones y los dolores más comunes que afectan a nuestros pies, entre las que se encuentra, como no, la fascitis plantar.

Estos dolores nos pueden afectar a cualquier parte del pie, como puede ser el talón, el empeine, la planta, los dedos o el arco.

– Dolor de tobillo

– Dolor de talón

– Artritis

– Fracturas óseas

– Juanetes: son deformidades que se producen en nuestro pie, concretamente en los primeros metatarsianos

– Callos: debido a la fricción de nuestro pie, se pueden formar callos en nuestros pies, y consisten en que nuestra piel se vuelve más gruesa

– Dedos en martillo: se llama así a la lesión que afecta a los dedos de nuestros pies, los cuáles se curvan hacia abajo

– Arcos caidos, o comunmente conocidos como pies planos, es como su nombre indica una lesión producida por esta forma de nuestros pies, cuya curva natural no está plenamente realizada

– Neuroma de Morton

– Gota: esta lesión que puede afectar a distintas zonas de nuestro cuerpo, suele producirse en la zona del dedo gordo de nuestro pie, y se produce por una acumulación de ácido úrico en nuestro cuerpo. Los estilos de vida muy poco saludables suelen ir detrás de esta lesión, una de las más serias a las que nos podemos enfrentar en nuestros pies

Pie afectado de gota

 

Fascitis plantar: afecta al tejido fascial, y podemos encontrar más información en el siguiente enlace: Información sobre la fascitis plantar

– Verrugas plantares, se producen debido a la presión de nuestros pies, y se localizan en las plantas de nuestros pies

– Esguinces

– Fracturas: Se suelen producir por sobrecarga, por lo que es muy importante cesar el esfuerzo físico que realizamos sobre nuestros pies cuando empecemos a notar cualquier tipo de molestia

Causas más comunes a las lesiones, en global, de nuestros pies

         Aunque cada lesión de pie y cada dolor viene producido por una causa específica, vamos a ver cuales son las causas más comunes que afectan a nuestros pies, para así ver como los podremos tratar y evitar

– Envejecimiento: Esta causa es una de las pocas que no podemos evitar, el paso de la edad se va notando en nuestros pies, y muchas de estas lesiones nos irán afectando poco a poco, por lo que hay que saber como tratarlas

– Sobrepeso: esta es una de las causas que más provocan las lesiones, ya que si tenemos sobrepeso, nuestro pie estará sufriendo y trabajando más durante todo el día que si estuvieramos en nuestro peso ideal

– Estar de pie durante mucho tiempo seguido también afecta a nuestros pies, por lo que se recomienda intentar cambiar de postura cada “x” tiempo. Esta era una de las causas que ya vimos para la fascitis plantar

– Utilizar un calzado que no sea el adecuado o una talla inadecuada afectará a nuestros pies negativamente, por lo que hay que tener mucho cuidado con esto.

Es importantísimo tener unos pies sanos

¿Qué podemos hacer para prevenir las lesiones de pie?

– Utilizar un calzado que sea muy cómodo para nuestros pies

– Evitar lo máximo posible los zapatos con tacones muy altos

– Utilizar plantillas para el talón prevendrá muchas de las lesiones de pie, como puede ser la fascitis plantar

– Realizar ejercicios para aumentar la masa musculas de nuestros pies y piernas evitará muchas lesiones indirectamente

– Cambiar de postura cada cierto tiempo para no cargar siempre la misma zona de nuestro pie

– Siempre que vayamos a realizar cualquier tipo de ejercicio, no olvidarnos de realizar un precalentamiento y de estirar una vez finalizado

– Si estamos aumentando la carga física en una determiinado ejercicio o deporte, incrementar esta carga poco a poco, ya que de un día para otro si subimos mucho el nivel podrá repercutir negativamente en nuestros pies

– Si hemos sufrido cualquier tipo de golpe o contusión, levantar el pie durante unos minutos

– Ponernos hielo en la zona del pie que nos duela después de realizar cualquier tipo de ejercicio

– Si después de cualquier ejercicio notamos un sangrado leve, inflamación, enrojecimiento, un hematoma o cualquier dolor extraño, parar de inmediato el ejercicio y no volver al entrenamiento hasta que no se haya ido

– En caso de ser necesario, evitar el sobrepeso

No olvidéis que para cualquier duda no lo dudéis y acudir a cualquier especialista médico que os pueda ayudar!

Web de