Masaje zona fascial

masaje fascitis plantarPara todos los afectados de esta inflamación que estamos conociendo, la fascitis plantar, vamos a explicar como realizar un masaje que nos vendrá muy bien para ir aliviando el dolor poco a poco.
Hay que señalar que para realizarlo es aconsejable al 100% tener claro que padecemos de fascitis plantar, habiendo acudido previamente a un centro sanitario y habiéndonos hecho las pruebas previas.

Si desgraciadamente padecemos de fascitis plantar, este masaje os vendrá muy bien, ya que la idea es conseguir que acuda mas oxígeno y nutrientes al tejido fascial dañado, y de esta forma habrá una evacuación de resíduos metabólicos más eficiente. Hay que decir que gracias a estos masajes conseguiremos “romper” la zona dañada, conseguiremos que la fastidiosa fascitis plantar deje de molestarnos poco a poco, aunque está claro que es mucho más eficiente acudir a un fisio o especialista.Apuntar que la zona donde vamos a realizar el masaje es una zona que tenemos con dolor, por lo que el contacto hará que este dolor aumente mientras dure el masaje, incluso una vez finalizado el masaje es posible que nos duela más de lo normal, pero este dolor se irá rebajando poco a poco conforme vaya pasando tiempo. El masaje nos ayudará a que así sea.

 

Zona afectada fascitis plantarZona afectada en la fascitis plantar

El masaje habrá que realizarlo de la siguiente manera:

El masaje hay que realizarlo por la zona afectada. Dependiendo de cada persona, podremos tener una zona más extendida o más concreta, pero normalmente el dolor suele darse en el talón y prolongarse hacia mitad de la planta  del pie, coincidiendo con el tejido fascial. Empezaremos masajeando esta zona con movimientos profundos utilizando el dedo pulgar de nuestra mano (normalmente con el pulgar haremos más presión, pero con la práctica podremos ejercer la presión con dedo índice y corazón juntos también), ayundándonos con la otra mano a sostener el pie afectado. Estos movimientos hay que empezarlos de una manera delicada y suave, pero poco a poco ir acentuándolos para acabar ejerciendo una presión media-alta, ya que tenemos que crear presión con la zona inflamada donde poseemos la fascitis plantar.

Hay un truco y es intentar buscar la parte del talón donde el músculo se junta con él, ya que es ahí donde se concentra el mayor grado de tensión. Aunque nosotros notemos dolor más extendido, es ahí donde notaremos las molestias más pronunciadas, ya que es la zona más delicada. Esto es muy importante ya que la finalidad del masaje será llevar la sangre a los tejidos heridos, en este caso los fasciales.

fascitis plantar masajeRealizando el masaje en la zona de la fascitis plantar

Una vez que hayamos masajeado bien toda la zona del tejido fascial, pasaremos a la pantorrilla inferior, masajándola de una manera suave desde el talón hasta el musculo de la pantorrilla. Gracias a esto haremos que estos músculos que tenemos en la zona de la pantorrilla y del tendón de Aquiles se relajen, ya que si estos músculos se encuentran tensos, nuestra fascitis plantar se puede ver afectada, ya que si se encuentran en tensión hacen que la zona fascial ejerza más fuerza y se cargue todavía más. Con esto ganaremos terreno a la inflamación en el tejido fascial, ayudándonos como bien hemos dicho en los músculos vecinos.

Ahora lo que tendremos que realizar son movimientos circulares en el tobillo muy lentamente, y doblar los dedos hasta que notemos que nos “tira” la zona inflamada. De esta forma también relajaremos todos los tejidos y músculos de esta zona y conseguimos que la fascia se haga más flexible.

Para acabar el masaje, iremos a la zona donde lo hemos empezado, a la zona donde tenemos realmente la fascitis plantar, donde realizaremos de nuevo masajes con nuestro dedo pulgar de la mano.

masaje fascitis plantarLos puntos de dolor más fuertes los tendremos a lo largo del tejido fascial

Después de este masaje, es recomendable ponernos hielo o cualquier gel para que nos sirva de antiinflamatorio, no mucho tiempo y siempre poniendo alguna tela entre la fuente de frío y nuestra piel, ya que por el contrario podríamos llegar a quemarnos.

Gracias a este masaje, podremos combatir poco a poco la fascitis plantar que padecemos, y recordar siempre que hay que cargar de paciencia, ya que no es automático, hay que ser constantes y no hundirnos si no encontramos resultados en pocos días!

Web de